Perfil del Alumno Salesiano

     

El Proyecto Educativo Salesiano apunta al niño como centro del proceso educativo, lo que implica descubrir sus potencialidades y ayudarlo a crecer mediante intervenciones educativas teniendo a Cristo como referencia de felicidad y plenitud.

Fieles a esto, la CEP se propone promover una persona que:

  • Desarrolle su autoestima y la exprese en su alegría de vivir.
  • Busque constante y humildemente la verdad, la justicia y la paz.
  • Desarrolle las competencias necesarias para transformar la realidad sociocultural.
  • Acepte con serenidad los cambios sin renunciar a los valores.
  • Crezca en libertad, desarrolle su iniciativa y creatividad, busque soluciones a desafíos y conflictos.
  • Desarrolle paulatinamente su capacidad para aprender a aprender, aprender a conocer, a hacer, a valorar y a ser.
  • Genere vínculos interpersonales, se comunique y viva la amistad en comunión, fidelidad y entrega desinteresada.
  • Se abra al crecimiento en el amor a Dios y en la apropiación y vivencia de los valores evangélicos.
  • Acepte a los demás con sus limitaciones y cualidades estableciendo relaciones armónicas con ellos.
  • Asuma una actitud responsable hacia el medio ambiente como expresión de solidaridad con sus semejantes y respeto a la obra de Dios.
  • Valore su cuerpo como expresión de sí, instrumento de presencia y comunicación interpersonal.
  • Sea consciente de ser portador de un proyecto de vida fiel a Cristo amigo, maestro y modelo.
  • Experimente la presencia materna de María a lo largo de su vida.
  • Cultive la oración personal y comunitaria como expresión de Fe y Amor a Dios.

 

JPG 51